Subir
thumb image

1-Evalúa tu estilo

Es importante que entiendas qué estilo de comunicación tienes con tu entrenador o compañeros antes de empezar a cambiarlo.

¿Defiendes tus derechos? ¿Dices sí a pesar de estar en lo contrario o dudarlo? ¿Culpas de manera rápida a los demás?

Si tienes un estilo agresivo sabrás que tienes que ser más amable al hablar y escuchar más. Si es pasivo tendrás que reafirmarte y comunicar más tus opiniones.

2-Usa frases con “yo”

Usa frases con “yo” reafirma tus opiniones, deseos y derechos.

Además, harás saber a los demás lo que piensas sin sonar como si estuvieras acusando.

Ejemplo:“yo no estoy de acuerdo con la forma en que me entregas la estafeta”,en lugar de: “estás equivocado”.

 

3-Aprende a escuchar

Ser un buen comunicador incluye saber escuchar bien y ser un buen oyente incluye mantener una actitud abierta hacia el mensaje de la persona.

Mantén contacto ocular, escucha con interés y controla tus propias emociones y pensamientos, para poder evitar reacciones, defensas, explicaciones o interrupciones.

Esto no quiere decir que estés de acuerdo con lo que la otra persona dice, sino saber qué es lo que la otra persona dice.

Ejemplo: cuando estés hablando con alguien espera a que termine sus frases antes de contestarle.

 

4-Busca acuerdos

Es una habilidad que se relaciona con la negociación y en el deporte no es la excepción. Se trata de que llegues a acuerdos ganar-ganar, evitando las posturas extremas en las que solo gane o pierda alguien.

Por ejemplo: Llegar al acuerdo con tu equipo de cual jugada van a realizar.

 

5-Identifica tus necesidades y busca satisfacerlas

  • No esperes que alguien reconozca lo que necesitas, podrías esperar para siempre.
  • Entiende que para aprovechar todo tu potencial debes satisfacer tus necesidades.
  • Encuentra forma de satisfacer tus necesidades sin sacrificar las de los demás.

6-Oponerse de forma asertiva. Aprender a decir no

Si alguien te está insistiendo para que hagas algo que no deseas (lo que ocurre a menudo, por ejemplo con los vendedores), puedes dar directamente un “no” sin sentirte culpable, dar excusas o explicaciones.

Ejemplo: “No gracias, prefiero descansar para el entrenamiento de mañana”.

 

7-Usa el lenguaje no verbal

La comunicación no es sólo verbal. De hecho existe el acuerdo de que más del 80% de la comunicación es no verbal.

Mantén contacto ocular (sin mirar fijamente), posición recta, usa las manos y habla con claridad.

 

8-Controla las emociones

Aunque es positivo expresar tus sentimientos de forma asertiva, en ciertas situaciones es conveniente que controles emociones como la ira.

Por ejemplo, si estás muy enfadado, no te conviene discutir con tu compañero, entrenador, pupilo o acudir a una reunión. En ese caso podrías decir cosas de las que te arrepientas.

Trabaja en controlar tus emociones y mantenerte tranquilo para comunicarte efectivamente sin que tus emociones te controlen a ti.

Ejemplo: “Mejor hablamos más tarde, en este momento estoy algo caliente por el partido”

9-Disco rayado

Se trata de repetir un “no” o un no+frase repetidamente tras una petición de la otra persona o cuando traten de manipularte. Intenta hacerlo de forma serena y evitando usar las mismas palabras.

Ejemplo:

Estamos con una promoción de gimnasio y piscina para los próximos 6 meses, solo debes de pagarlos antes del viernes.

-No estoy interesado, gracias.

-A usted le haríamos un precio especial, puesto que ya estamos es un cliente confianza

-No, gracias, no me interesa.

-Sería un buen ahorro para usted.

-Le agradezco, pero no

 

10-Afrontar críticas

Se basa en afrontar las críticas de forma constructiva. Lo puedes hacer pidiendo detalles sobre la crítica (cómo, qué, quién) e información.

De esta forma, podrás conocer bien lo que quiere transmitir el interlocutor. Es conveniente que te muestres en parte de acuerdo con la crítica en caso de que sea verdadera o pueda serlo, respetar a la otra persona, y dar las gracias.

Por otra parte, no es lo mismo una crítica lanzada por una persona con criterio que otra de alguien sin suficiente información.

Ejemplo:

A-estos tips te ayudarán a mejorar tu alimentación

B-gracias por tu consejo, lo tendré en cuenta para mejorar mi forma.

 

11-Acepta tus emociones

Una de los obstáculos de la comunicación asertiva es la creencia de que tener emociones como la ira es malo.

Sin embargo, la ira es una emoción normal y no eres malo por sentirla.

Por su puesto, una cosa es sentirla y otra expresarla de forma negativa con ataques personales, insultos o venganzas.

El deportista asertivo acepta sus emociones, las controla y las expresa respetándose a sí mismo y a la otra persona.

 

12-Afirma o pregunta claramente

Las personas agresivas o pasivas tienden a comunicar lo que les molesta dando rodeos. También hacen peticiones dando rodeos.

A la vez, pueden utilizar afirmaciones o peticiones para atacar o realizar preguntas con ataques personales incluidos.

Por ejemplo:

“Después de pasar toda la mañana entrenando, ¿me puedes poner atención?” o “ya que te preocupas tanto por mejorar tu forma, ¿podemos estar más tiempo juntos?”.

 

Comunica claramente lo que quieres, si algo te molesta dilo de forma asertiva y evita los ataques personales encubiertos o sarcásticos.

13-Solicitar cambios de comportamiento a otra persona

En este caso pueden surgir una serie de problemas como:

  1. a) acusar al otro de tener problemas, lo que empeorará el conflicto,
  2. b) acusar al otro de mostrar siempre lo que queremos cambiar,
  3. c) creer que lo hace malintencionadamente y
  4. d) expresar sólo consecuencias negativas.

Para hacerlo de forma correcta debes: asumir el problema, describir el comportamiento que quieres cambiar, enunciar las consecuencias del cambio de comportamiento, expresar cómo te sientes por el problema, finalizar solicitando el cambio de comportamiento de forma concisa y clara.

Ejemplo: “Pablo, me molesta que bebas agua de mi botella, no me hace sentir bien, no me parece higiénico. ¿Puedes beber de tu botella personal?”

 

14-Autorrevelación

Se trata de hacer que los demás se sientan abiertos hacia ti y comiencen a tener confianza.

Se basa en decir a la otra persona lo que te gusta de ella:

Ejemplo:

“Me gusta tu sacrifico de con el equipo”, “Felicidades por el tus logros”. Mantén un gesto facial agradable y sonríe.

 

Nota realizada por Bach. Jorge Valerio Valverde. Guardavidas, Unidad de Infraestructura Deportiva.


 

Enlace a otras páginas:


Noticia Anterior : «
Siguiente Noticia: »

Oficina de Bienestar y Salud

Universidad de Costa Rica

Sede Rodrigo Facio

Email.: administracion.obs@ucr.ac.cr

Ir al contenido