Subir

Ser madre es una experiencia maravillosa, imposible de explicar. Sin embargo, históricamente prevalece la idea de que ser madre, mejor aún ser “buena madre”, es aquella que se olvida de sí y está disponible para sus seres queridos, poniéndose en último lugar en la lista de prioridades.

Esta actitud tiene de fondo una realidad contraria: no cuidarse significa no hacerse responsable de su vida y esto es un error.

A continuación te damos 7 recomendaciones para ejercer la maternidad de una manera saludable:

 

1-  Tiempo para vos: Es importante que todos los días seas capaz de sacar por lo menos 10 o 15 minutos, dos veces al día, para dedicarlos a tí misma; puede ser tomar un tiempo a solas dentro de tu hora de almuerzo, venir antes de tu horario de entrada y caminar por el campus, durante la noche cuando tus hijos duermen dedicarte ese tiempo para preguntarte cómo estás, qué necesitás y definir acciones que puedan ser saludables para vos.

 

2-El autocuidado es tu derecho: Es un hábito saludable que incluye la dimensión física emocional y espiritual. Además es una de las principales habilidades para la vida. Las personas que cuidan de sí mismas son más saludables, felices y equilibridas.

 

3- Encuentrá tu propia rutina: Definí una acción que sea positiva para vos y comprometete a realizarla cada día,  puede ser desde una rutina de ejercicio hasta tomar la cantidad de agua recomendada para tu organismo.

 

4-Dejá que otros te ayuden: Muchas mujeres piensan que pedir “ayuda” es una muestra de incapacidad, aleja de tu mente la idea de perfección y permití que otros participen en el cuidado del los hijos, del hogar o de los proyectos que llevás a cabo.

 

5- Mantenete en el presente: Incluso cuando estamos pasando tiempo con nuestros hijos estamos pensando en lo que tenemos que hacer o en lo que hicimos. Tomate el tiempo para estar totalmente enfocada en el presente.

 

6-Ten expectativas realistas: Decir que sí a muchas cosas y llenarte de tareas es garantía de llenarte de estrés por no poder cumplirlas. Aprendé a decir que no.

 

7- Ignorá las críticas de los otros: Cada quien tiene su estilo de ejercer la maternidad. Podés escuchar opiniones, sugerencias y leer muchos libros sin embargo, cada pareja parental o cada  madre que ejerza de manera individual la crianza de sus hijos debe definir un patrón y ser coherente con este,  siempre abierta a la realimentación. Nadie más que tú puede o debe ejercer el rol de madre de tus hijos.

Querernos a nosotras mismas es el reflejo de cómo vamos a tratar a los demás, si nos amamos , nos  respetamos y nos tratamos con consideración y compasión, seremos un ejemplo para nuestros hijos de cómo se deben tratar a sí mismos y a los demás.

Cristina Garita y Fabián Jiménez
Área de Psicología
Oficina de Bienestar y Salud


 

Enlace a otras páginas:


Noticia Anterior : «
Siguiente Noticia: »

Oficina de Bienestar y Salud

Universidad de Costa Rica

Sede Rodrigo Facio

Email.: userviciossalud.obs@ucr.ac.cr

Ir al contenido