Descanso y sueño

Descansar y dormir son parte de las necesidades universales del autocuidado de toda persona.

Dormir es necesario para vivir, cumple un papel regulador en el organismo, y se relaciona directamente con la creatividad, la memoria y la capacidad para resolver o tomar decisiones antes situaciones complejas.

A partir de la calidad y cantidad del descanso y del sueño, pueden verse influenciados:  la apariencia física, el estado de ánimo, el metabolismo, la eficiencia del proceso de aprendizaje y el rendimiento laboral.

Cuando le damos al cuerpo el descanso que necesita, respetando nuestro ritmo circadiano, lo sometemos a menos estrés, y por lo tanto, somos menos propensos a hábitos negativos que afecten nuestra calidad de vida.

“Lección dormida, lección aprendida.”  Refrán latinoamericano

Otras áreas